Apertura de tiendas de lujo en Asia y Australia

Una estrecha coordinación, tiempos de respuesta rápidos y un alto grado de flexibilidad son las características de las casi 20 aperturas de tiendas que IFB Malasia ha gestionado para un importante cliente del segmento de lujo.

  • Mercancías de consumo
  • Automotores
  • Moda y al detalle
  • Fabricación
  • Hidrocarburos

Fundada a principios de los años sesenta, esta empresa de lujo lleva revolucionando la industria de la moda desde entonces. Sus productos abarcan desde la alta costura hasta la ropa de diario, los accesorios y los cosméticos. Las ventas se efectúan en línea y en puntos de venta fijos. En 2005, el minorista de lujo tiene previsto ampliar su negocio en Asia y Australia. La producción de mercancías en Taiwán y Bangladesh debía ir seguida de la entrega en las nuevas tiendas. El reto era la disponibilidad a veces poco fiable de las mercancías, que requería métodos de envío alternativos, y el presupuesto fijo. La expansión de la empresa a un territorio hasta entonces en gran parte desconocido también requería experiencia local y asesoramiento profesional sobre los socios locales y la normativa aplicable.

En Wendy Choy, Directora General de IFB Malasia, nuestro cliente encontró una persona de contacto competente, disponible para todas las cuestiones relacionadas con la apertura de tiendas y que le prestó un apoyo integral. "En cuanto se va a abrir una nueva tienda en Asia, recibo el resumen de los lotes y el calendario de apertura. A partir de ahí, creo el plan de transporte", explica Wendy Choy. Tiene que ser muy flexible, ya que los horarios a veces difieren de la disponibilidad real de mercancías y, por tanto, los métodos de envío previstos no siempre son factibles. El negocio se mueve con rapidez y el calendario es apretado, por lo que se requieren reacciones rápidas y una estrecha coordinación entre las partes.

En el pasado, IFB Malasia ha gestionado la apertura de 18 sucursales en Australia, Nueva Zelanda, Taiwán y Japón. Desde el inicio de la cooperación se han reformado otras muchas sucursales en Hong Kong, Japón, China y Corea. Con el tiempo, ambas partes se han familiarizado y han optimizado los procesos, de modo que en algunos casos sólo transcurren 2 meses entre el pedido y la entrega.

Agradecemos el asesoramiento profesional y la rápida respuesta que recibimos de IFB. Incluso después de años de estar trabajando juntos, el nivel de compromiso sigue siendo tan alto como el primer día.

Responsable de la apertura de tiendas para la marca de lujo

Wendy Choy añade: "Desde el presupuesto hasta el resumen, pasando por la ejecución, todo está en mis manos. Esto significa que participo en todos los procesos y puedo reaccionar inmediatamente si surgen problemas en algún punto de la cadena de suministro". En algunos países, Wendy también es responsable del despacho de aduanas y en otros actúa como interfaz entre el agente local, que se encarga de las formalidades aduaneras, y el cliente. Trabajando en estrecha colaboración, se tramitan todas las formalidades, incluidas las descripciones, los códigos SA y las excepciones comerciales. En caso de retrasos y daños en el cargamento, la oficina de Malasia actúa de inmediato para minimizar los perjuicios al cliente y ofrecerle alternativas adecuadas.